viernes, 11 de marzo de 2016

RESIDENCIA EL PARCHE. OCTUBRE NOVIEMBRE 2014

Para esta nueva residencia de artista desarrollé un proyecto plástico en torno a la relación del habitante de Bogotá con el café: su historia, los lugares, la poética a través de reunirse a tomar un café, los hábitos alrededor de una taza de café. Mi acción fue la de recoger todos estos aspectos del café a partir de un diario hecho con dibujos, gráficos y palabras. Por este diario transitaron lugares, avenidas, amigos, destinos, historias y el arte. Al final hice una instalación de unos 5 mts de alto con todos los dibujos y papeles sacados de esta experiencia.
Desarrollé además una serie de dibujos casi "arqueológicos" copiando pedazos de una taza rota, con la metáfora de que cada pedazo correspondía a un momento en la vida, una experiencia emocional que estuvo ligada a tomar café.